Otoño en el Parque del Tassemtane

Los arces del lejano norte anuncian con el cambio de color de sus hojas la llegada del otoño. Es uno de los más bellos espectáculos de la naturaleza, y en Canadá es toda una tradición ir a visitar sus bosques de arce los fines de semana para disfrutar de esas tonalidades rojizas y amarillentas; de hecho, es el árbol que tienen en su bandera. Aquí en el lejano sur los arces están relegados a las cumbres más altas, y son auténticas reliquias de un pasado remoto. Pero aún así, también nosotros podemos disfrutar de su particular forma de anunciarnos el otoño, en lugares como Sierra Nevada en España, o en el Jbel Tissuka o el Jbel Laakra, en el Talassemtane, en Marruecos. El nombre de esta subespecie de arce es muy elocuente: Acer opalus ssp. granatense. Parque del Talassemtane.

Manuel Tapia





Comentarios